domingo, 16 de diciembre de 2007

Mandato de mujeres: El único inamovible es la vida


Mandato de Mujeres:

El único inamovible es la Vida

Las mujeres colombianas, las mujeres del mundo, que sabemos de esperas y de soledades, de amores y distancias, de historias y de olvidos,

Nos declaramos en Estado de Emergencia humanitaria:

Estamos convencidas de que por encima de ideologías y posturas políticas, de argumentos jurídicos y calendarios legislativos, este país merece privilegiar la vida, el abrazo, y el reencuentro.

Estamos convencidas de que son posibles y urgentes los acuerdos de humanidad, esos que se facilitan porque ya el corazón y la historia no aguantan más intransigencia y terquedad.

Se nos cae el pelo

Perdemos fuerza

Se nos va en larga melena nuestro aliento.

Seguimos rebeldes

Volvemos a la madre

Reclamamos Matria.

Sentimos tu mirada, reconocemos tus gestos, tus manos, la imagen de silencio es en realidad un llamado femenino a un país endurecido e indiferente, urgido de la autoridad materna. Tu palabra de mujer conmueve la intimidad de nuestro ser, nos llevas al corazón y la autoridad de la madre, nos recuerdas que no es la dureza, ni los gritos, ni el maltrato lo que cambia a un país.

Todas que somos Ingrid,

Presentamos ante el gobierno y la insurgencia, ante las familias y las organizaciones, ante los países amigos, ante el congreso y los entes de control, el siguiente

MANDATO POR LA VIDA COMO UNICO INAMOVIBLE

Que la soberanía de este país consista en que cada colombiano y colombiana ejerza sin ningún obstáculo el derecho a la vida, el derecho al abrazo, el derecho a ver crecer sus hijos e hijas, el derecho a enterrar a sus seres queridos, el derecho al regreso, el derecho a la libertad, el derecho a la paz.

Que cada cual haga lo suyo, por facilitar y alimentar la vida y la esperanza. Que no perdamos ni un minuto, que no haya sedantes ni descanso para esta ansia de recuperar la humanidad que merecemos.

Que Piedad Córdoba, quien avanzo considerablemente con nuestra hermana Venezuela en el camino del acuerdo, siga cumpliendo el mandato de las familias víctimas del secuestro, que ahora también hacemos nuestro.

Que la insurgencia y el gobierno recuerden su compromiso de honrar y defender la vida y recuperen la capacidad del discernimiento, la serenidad y la generosidad, Colombia tiene derecho a una negociación política del conflicto.

Sugerimos:

No dejes solas a las familias víctimas.

Imprimirlo y colocarlo en lugar visible. Distribuirlo a sus contactos nacionales e internacionales. Incluyendo organziacioens de mujeres, de derechos humanos, embajadas de países, organismso de control, presidencia, vicepresidencia, iglesias, medios de comunicación. Firmarlo y enviarlo a piedadcórdoba@hotmail.com y al blog: http://todassomosIngrid.blogspot.com

Que tu voz se escuche en los mensajes radiales de los programas regionales como “Las voces del Secuestro”, “La Carrillera”, etc.

10 comentarios:

Ana María - Penélope dijo...

Gracias por la carta, gracias por el abrazo, gracias por la vida.
Estoy de acuerdo con todo.
Mensaje para la Bloggera, la que maneja este blog: Favor aceptar comentarios anónimos en este blog, es muy importante, para que todas las personas puedan opinar.

Yuli dijo...

Me uno a la palabras expresadas en el documento, me uno a las ganas de buscar siempre la vida y defenderla, me uno a palabras que se hacen vivas y que nos avivan la esperanza de seguir buscando alternativas para crear la paz, me uno a el sufrimiento de los familiares de tant@s secuestrados en colombia y el mundo,me uno al esperitu de la vida para apoyar esta accion humanitaria que REGRESARÁ a los AHORA nuestros SECUESTRADOS; y sobretodo me uno a siempre hablar y defender la libertad ante los opresores del mundo. Gracias familia por esperar siempre a su gente..

Constanza Vieira dijo...

Agrego mi firma al Mandato de mujeres: El único inamovible es la vida

Constanza Vieira
Periodista/Colombia

agua en el desierto dijo...

me uno desde el corazón y desde la razón, desde mi calidad de hija, madre y hermana de todos y todas las personas secuestradas, desplazadas, violentadas, independientemente de su orígen; es una obligación sumarnos y dejar de señalarnos por nuestras diferencias; es una obligación etica con el país unir nuestras manos por el acuerdo humanitario y la solución negocidad.
Esperanza Cerón V.cc34527616

calambur dijo...

Un abrazo por la vida.

ajípique dijo...

Éste ha sido un fin de año doloroso. Hemos visto a las mujeres aquí y allá tratando de mover los inamovibles. Las madres, abuelas, hermanas, tías, esposas, apostándole a lo que sea para volver a ver a los ausentes, y nada.

Yolanda, Clara, Piedad, y tantas otras, empujando.

Un abrazo para ellas y para ustedes que propician este encuentro.

Jacky dijo...

Jacqueline Sánchez

Gracias por tenerme en cuenta, reciban un fraternal abrazo a todas la familias que tienen a sus seres queridos secuestrados y desaparecidos. Apoyo el mandato de las mujeres por la vida, como mujer, amiga y luchadora social. Apoyo a la Senadora Piedad Cordoba para que siga gestionando la entrega de los secuestrados y el acuerdo humanitario.

Giselle dijo...

Gracias por luchar por la vida, por cuidarla, por dignificarla, por resistir, por buscar creativamente. Me uno a las palabras y a la lucha. Y agrego mi firma al mando de mujeres: el único inamovible es la vida.
Giselle Gómez, STJ

LINA BORGE dijo...

Bogotá, 24 de diciembre del 2007

Compatriotas Secuestrados.
No sé si hoy la noche me acompañe a buscarlos en la tupida selva de mi tierra.
No sé si la luna quiera alumbrar los senderos para poder ir a buscarlos, sin que mis pies sean destrozados por las minas que se ocultan en los sembrados de amapolas.
No sé si el sol me acompañe con sus rayos para poder llevarles energía y dárselas a escondidas por las noches, cuando la selva duerme para darles esperanzas.
No sé si tenga el coraje de decirle a la lluvia, que caiga muy tenue para que puedan refrescar las heridas de sus manos atadas. No sé si las luciérnagas y también los cocuyos quieran iluminar el agreste sendero, para que ustedes puedan caminar a tientas y llegar a pisar sus terruños que dejaron a la fuerza con nostalgia.
Hoy es Nochebuena, estoy lejos del calor afectivo de mi costa, con un frío decembrino que cala mis entrañas en medio de este ambiente lúgubre, siento sus tristezas y veo caer en sus rostros gruesas lágrimas que profundizan en sus almas.
¡Que impotencia...! No puedo sentir la alegría de la noche, estoy con ustedes, viendo caer las hojas secas, de la brizna de rocío que cae en los follajes y el agua sucia de la charca.
La madrugada avanza, las calles están desiertas y muy fría, el rocío de la noche las humedece desde el cielo. Desde los sueños internos de mi alma, logro divisar en la espesura de los riscos una estrella señalándoles el camino, despejando los breñales, para que puedan caminar con paso firme y abrir sus corazones para que puedan recibir como regalo navideño el derecho a la vida.
Muchas veces en la oración de la tardee cuando más se cree en DIOS, siento el ruido del riachuelo llenándolos de sabiduría para que a su regreso pongan un granito de arena para ayudar a construir una nueva patria, escucho además el canto de los pájaros reclamando libertad y el vaivén de los árboles que con sus ruidos endulzan sus oídos con sus recuerdos familiares y el imponente silencio de las noches selváticas que piden a gritos que se haga justicia y llegue la paz.

Con Amor de Patria,

Lina Borge
Poeta

Ana María - Penélope dijo...

Mensaje que envió Norma Lú a la entrega de las secuestradas
Clara Rojas y
Consuelo González
"Ya entregaron a Clara y a Consuelo. Vale la pena mantener nuestra esperanza y
nuestra acción solidaria.
SALUD. Norma Lú B.